No sé si recordarán que antes de que termine el 2009 les había comentado sobre mis últimas 2 compras de fin de año, bueno, si lo recuerdan ahora tengo que avisarles que hace un par de semanas terminé con el libro y de paso lo comparé un poco con el estreno que apareció también en 2009.

Antes de leer Dorian Gray había venido de terminar El Psicoanalista y también 2012, libros que me dijeron que no eran tan complicados de leer como sí el título de Oscar Wilde. Sinceramente debo decirles que me resultó todo lo contrario porque la forma de narrar y describir del libro son realmente increíbles.

El retrato de Dorian Gray es uno de los libros donde mejores narraciones he podido leer y una de las cosas que más me sorprendieron de él fue la capacidad del autor de armar toda una línea de pensamiento en torno a un personaje. Las exposiciones de Sir Henry Wotton al comienzo del libro son deliciosas y no puedo creer que una sola cabeza pueda armar conclusiones tan grosas…

En líneas generales el libro me encantó, pero le veo dos fallos: el primero es que cuando Dorian decide ocultar el cuadro y llevar esa vida desmedida, llena de ideales de placer y 0 abstinencia, está relatada con demasiado aplomo, es aburrida y muy poco atractiva. Todo lo bueno de las primeras líneas se acabaron en una de las partes más importantes de la historia.

Y el otro error que le veo es el final. Demasiado común para un personaje tan curioso, conflictivo, estrafalario si me apuran a adjetivarlo. Digo… es un personaje que pasa de ser un pobre diablo, lleno de inseguridad, blando como una pluma, completamente inocente, a convertirse en el ser más perverso de Inglaterra, con aires de grandeza de a ratos, una adicción por el placer totalmente escandalizadora y un deseo por matar que parece más un juego de niños que lo que realmente es.

Pero bueno, eso corre por cuenta del autor y más allá de esos dos puntos, el libro me encantó. Pocas veces pude leer una historia con tanta soltura como en Dorian Gray.

Dicho esto, la película que hicieron bajó de un 7 en mi escala a un mediocre 5. No porque no se corresponda con el libro, sino porque todavía le falta mucho como para que ese relato atractivo y esos discursos ingeniosos tomen real dimensión. La película está hecha más para el entretenimiento y a veces ese es el error… ¿no creen?